Cómo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas

Primer plano de limpiaparabrisas con las escobillas en movimiento.

Las escobillas soportan lluvia, nieve, calor, barro, polvo, hojas y cera para autos, todo para que puedas tener una visión limpia y clara de la carretera.

Por eso es que es comprensible que después de unos meses de servicio, estén listas para jubilarse.

Si tus escobillas están limpias, pero no pueden eliminar rápidamente las sustancias pegajosas del parabrisas en un par de pasadas, es hora de reemplazarlas.

Cambiar las escobillas es una tarea rápida que proporciona beneficios inmediatos. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

  1. Enciende el vehículo, apaga el motor y activa las escobillas.
  2. Apaga el encendido cuando las escobillas estén en posición vertical en el parabrisas, de modo que puedas acceder a ambas.
    Estarás trabajando con el brazo de la escobilla, que normalmente es de metal, y con el inserto de la escobilla, la pieza de goma que encaja en las ranuras del brazo de la escobilla.
  3. Con cuidado, aleja los brazos de la escobilla del parabrisas. Cuando las hayas alejado lo suficiente, se bloquearán en posición de servicio, para que no tengas que sujetarlas.
    Si tus escobillas no se bloquean automáticamente en la posición de servicio, es posible que debas desplegar manualmente la lengüeta de bloqueo en la base del brazo de la escobilla, donde el brazo se conecta con el eje.
  4. Comienza con el brazo del lado del conductor, coloca la escobilla a un ángulo del brazo del limpiaparabrisas.
  5. Luego, escurre la lengüeta/el pasador de bloqueo de la escobilla en la parte inferior del brazo para liberar la escobilla (un par de alicates de punta fina puede ayudar con las escobillas resistentes). Después, desliza la escobilla hacia afuera para retirarla del brazo.
  6. Desliza la escobilla nueva por el canal del brazo del limpiaparabrisas para colocarla. Tira de la lengüeta a través de la parte inferior del brazo para presionarla en su lugar. Cuando escuches que la lengüeta hace un chasquido, está instalada.
  7. Repite los pasos del 5 al 7 para la escobilla del lado del acompañante.

 

Consejo rápido

¿Sabías que al ayudar a tus escobillas a que duren más tiempo solo te llevará unos minutos al mes? Si limpias las escobillas una vez al mes con un trapo limpio y un líquido limpiador de parabrisas, durarán más y es posible que funcionen mejor.

Además, en climas calientes y secos, asegúrate de activar los limpiaparabrisas y el líquido limpiador al menos una vez por semana. Esto ayuda a evitar que las escobillas se dañen al quedar pegadas al parabrisas.