Cómo agregar fluido refrigerante del motor

Cuando el motor está en funcionamiento, genera potencia pero también calor. Y ahí es donde actúa el refrigerante del motor.

El refrigerante circula por el motor y absorbe el calor para que el motor funcione a la temperatura adecuada.

El refrigerante también ayuda a que el motor funcione de la manera más eficiente posible, contribuye a que no genere niveles elevados de emisiones e incluso suministra ese acogedor aire caliente en días fríos.

Debes revisar el nivel de refrigerante del vehículo cada vez que llenas el tanque de combustible. Aquí te mostramos cómo hacer para agregar el refrigerante en caso de que necesites hacerlo.

Antes de comenzar

  • Lee el manual del propietario para saber cuál es el refrigerante correcto del motor para el vehículo (hay distintos tipos de refrigerante para cada tipo de motor).
  • Busca o compra un galón del refrigerante correspondiente.
  • Arremángate o quítate las prendas sueltas y mantén tus brazos alejados del/los ventilador(es) de enfriamiento. Los ventiladores se pueden encender automáticamente, incluso cuando el motor está apagado.
  • Nunca quites la tapa del depósito del refrigerante cuando el motor está encendido o todavía está caliente. Deja que primero se enfríe.
  • Coloca una toalla o paño grueso en la tapa del depósito antes de quitarla puesto que la tapa está bajo presión.
  1. Asegúrate de que el motor esté apagado y frío, que el cambio del vehículo esté en Park o Neutral y que esté puesto el freno de mano.
  2. Abre el capó y visualiza el depósito de refrigerante del motor. A veces es de color blanco traslúcido y tiene manguera(s) que se conecta(n) al radiador.
  3. El depósito tiene un indicador de llenado marcado al costado. Si el motor está frío, el nivel de refrigerante debe llegar hasta la línea de llenado que dice "cool".
  4. Afloja un poco la tapa del depósito y aléjate mientras se libera la presión. Luego quita la tapa.
  5. Si el nivel de refrigerante es bajo, echa el refrigerante correspondiente en el depósito (no en el radiador). Puedes usar un refrigerante diluido o una mezcla con proporción de 50/50 de refrigerante concentrado y agua destilada.
  6. Cuando el nivel de refrigerante sube a la línea que dice "cool", reemplaza la tapa y ajústala bien hasta que sientas un "clic". Cierra el capó.