Cómo agregar líquido de frenos

Primer plano de mecánico de Lincoln mirando por debajo del capó con una linterna

Cuando pisas el pedal de freno, es el líquido de freno el que ayuda a activarlo para reducir la velocidad. Entonces, el líquido de freno es importante.

Pero como cualquier líquido en tu vehículo, el líquido de frenos debe controlarse regularmente y, ocasionalmente, se debe cambiar.

Echar un vistazo al depósito del líquido de freno todos los meses te dirá si el nivel está bien o si necesitas agregar líquido.

Si el nivel del líquido de freno parece un poco bajo, aquí te mostramos cómo rellenarlo.

  1. Con el motor apagado, levanta el capó y encuentra el cilindro principal del freno. Normalmente, está en la parte trasera del compartimento del motor, del lado del conductor.
    Cubre el guardafango antes de abrir el cilindro principal del freno y ten cuidado al abrir un recipiente de líquido de freno, ya que puede dañar la pintura de tu vehículo.
  2. Usa un paño o una toalla para limpiar el depósito del cilindro principal y tápalo para impedir que le entre suciedad o agua mientras realizas el mantenimiento. De ser necesario, limpia también las mangueras del líquido.
  3. Examina el nivel del líquido del lado del depósito del cilindro principal. Si el líquido de frenos está en o por encima de la línea "MÍN", el nivel del líquido de frenos está bien y no debes agregar nada.
  4. Si el líquido está por debajo de la línea "MÍN", quita con cuidado la tapa del depósito y luego agrega líquido de frenos hasta que el nivel esté justo debajo de la línea "MÁX". No lo llenes de más.
  5. Con una toalla totalmente limpia o un paño sin pelusas, limpia el interior de la tapa del depósito; es posible que tenga líquido de freno, suciedad/partículas o ambos, que se debe limpiar antes de volver a colocarla.
  6. Con cuidado, coloca la tapa en el depósito y presiona las cuatro esquinas hasta que encaje en su lugar.
  7. Visita tu concesionario Lincoln local para realizar una inspección a los frenos lo antes posible, especialmente si el nivel del líquido sigue disminuyendo o si el líquido es oscuro. Es posible que necesites realizar un mantenimiento a tu sistema de frenos.